Arcilla Roja

Desde los tiempos remotos la arcilla ha sido utilizada en la alfarería para hacer objetos de uso cotidiano o decorativo produciendo loza, gres y porcelana, según el tipo de arcilla y la combinación realizada; es considerada un elemento importante en la construcción de edificaciones y la elaboración de los ladrillos, e incluso en la antigüedad fue utilizada como soporte de la escritura cuneiforme. Pero son sus múltiples propiedades curativas las que más nos han sorprendido ¿arcilla para curar enfermedades? ¡Pues sí!


Composición
La arcilla roja es un tipo de barro de color rojizo que debe precisamente ese color a la mayor presencia de aluminio y hierro en su composición.
Tiene un mayor contenido de óxidos e hidróxidos de hierro, de ahí su color rojo.
Contiene silicato de aluminio y silicato de magnesio.
Propiedades de la arcilla roja
Tiene múltiples virtudes medicinales. Se utiliza para curar la rigidez y la inflamación en las articulaciones. También es útil para tratar problemas circulatorios y fiebre.

Acción reguladora:
Se plantea que la arcilla es un regulador natural de las glándulas endocrinas y es capaz de favorecer su estimulación o inhibición según sea el caso.
Dolores articulares:
Para tratar la artrosis, el reuma, la artritis, así como golpes y esguinces es muy recomendable la arcilla. La arcilla caliente actúa como un analgésico. Si se aplica en forma de cataplasma sobre la zona dolorida es capaz de aliviar al poco tiempo articulaciones, músculos y vértebras.
Edemas y traumatismos:
Es un antiinflamatorio natural, aplicar una cataplasma tibia de arcilla sobre la zona afectada durante siete días aliviará tu dolencia.
Inflamaciones locales, quemaduras, sobrecargas digestivas.
En caso de fiebre:
Se coloca sobre el hígado y el comienzo del estómago, lo que elimina el riesgo de convulsión febril. Y en forma local en la cabeza para aliviar.
La arcilla es ideal:
para eliminar células muertas y también las bacterias que causan el acné.
Debido a su contenido en hierro y aluminio, la arcilla roja aporta propiedades descongestivas, antiinflamatorias y astringentes. Además, podemos destacar los siguientes beneficios para la piel:

Ayuda en el tratamiento de dermatitis.
Adecuada a la hora de regenerar las células de la piel (de hecho, la arcilla roja destaca por ser una de las más adecuadas en este sentido).
Ayuda a reducir la celulitis.
Calma heridas abiertas.

Gracias a sus propiedades, y al estar recomendada para personas con dermatitis, está especialmente aconsejada para pieles sensibles.
Reseca menos que la arcilla verde pero sus propiedades son muy parecidas por lo que su uso está más recomendado para pieles sensibles y delicadas con problemas de dermatitis.

Consejos para preparar la arcilla roja
Para la preparación de la arcilla no debemos utilizar nunca objetos de metal, deben ser de cristal o porcelana y las espátulas de madera.
Una vez usada la arcilla roja no se debe reutilizar.
Hay que usar agua que no contenga cloro para la preparación de la arcilla.
Si lo que queremos es preparar una cataplasma hemos de tener cuidado pues la mezcla no debe quedar ni muy líquida ni muy seca.

Cuando hay color, calor, rubor o dolor, La arcilla nos puede ayudar.

PRODUCTO DE CALIDAD

PRODUCTO DE CALIDAD

Laboratorios más reconocidos

SOPORTE PERSONALIZADO

SOPORTE PERSONALIZADO

Consultanos tus dudas

COMPRA SEGURA

COMPRA SEGURA

Pagos seguros 100%

ENVÍO GRATUITO

ENVÍO GRATUITO

En pedidos superiores 70€

Información Contacto

  • info@nuestrasaludnatural.com
  • Tel: 662 499 750

Copyright © 2019 - Nuestra Salud Natural All rights reserved.

CLOSE
X
Add to cart