Hidroterapia de Colon

El problema de nuestro cuerpo es el mismo que el de nuestro medio, el abastecimiento es bueno pero la evacuación es insuficiente. Hace 3500 años se tiene noticia de médicos egipcios que practicaban lavados de colon y hace años importantes médicos dijeron “Ninguna afección crónica podrá corregirse si no se limpia el intestino con abundante agua”. El conducto digestivo se limpia utilizando los mencionados enemas o lavativas, así como con cambios en la dieta, haciéndola mas básica (alcalina).

Pero antes de pensar en limpiarlo se debe pensar que “mucho limpia el que no ensucia”. Mantener el sistema digestivo en un estado óptimo empieza con una correcta elección de los alimentos y una buena digestión de los mismos.

En una buena digestión intervienen muchos factores, desde la masticación hasta la forma en que la comida se ha cocinado. Si se toma alcohol o azucares de cualquier tipo la digestión se hace más difícil, etc. La masa fermentada llega al intestino delgado donde se descompone en sus componentes más básicos, vitaminas, proteínas, y se absorben la mayoría de los nutrientes. Luego lo que queda llega al intestino grueso, en el que su parte final es el Colon.

En estado óptimo el intestino conviene vaciarlo una vez al día. Cuando el intestino se vacía se renueva, queda sin alteraciones. Pero cuando los movimientos del colon no son correctos, o por el motivo que sea no se vacía correctamente, se produce fermentación y putrefacción. Se altera la flora intestinal y las toxinas se adhieren a las paredes desde donde son absorbidas y pasan a la sangre y al sistema linfático, y de ahí al resto del organismo, esto se denomina Autointoxicación.

El organismo absorbe sus nutrientes del contenido del intestino, nutran o intoxiquen, sean salud o enfermedad. Todo lo que ingerimos se trasmite a la sangre a través de la pared intestinal y de ahí a todas las células del cuerpo. Cuando el intestino se intoxica también lo hace el cuerpo. La fluidez intestinal también se ve afectada por el entorno, clima, ubicación o alteraciones hormonales.

Todo proceso de fermentación genera desechos. Las toxinas vuelven porosas las paredes del intestino y cada vez se filtran más residuos. La flora intestinal, como resultado de una mala nutrición, produce gases que generan presión en los excrementos descompuestos adhiriéndolos a la mucosa de los pliegues del intestino. Con el tiempo estas adherencias se juntan y crece. La putrefacción produce amoniaco y este contamina el metabolismo celular. La parte del cuerpo done se acumulan los desechos ácidos enferma, disminuyendo el flujo del sistema linfático y sanguíneo.

En una persona sana se entiende que todo funciona correctamente, en una enferma el sistema se satura. El colon, el hígado y los riñones son los responsables de la desintoxicación de nuestro cuerpo en primer lugar.

La piel es el órgano de absorción y eliminación más grande del cuerpo y su estado esta muy relacionado con el del resto de ellos. Actúa como filtro de agresiones externas, reacciona al acercamiento y alejamiento de lo que nos rodea. También es la vía secundaria de eliminación de toxinas, cuando hígado, riñón, intestinos y sistema linfático, que son los principales, no son suficientes. “La belleza esta en el interior”, es cierto, ya que la belleza exterior, el buen estado de nuestra piel, aflora como resultado de la limpieza y buen funcionamiento del interior, de nuestro sistema linfático. Este sistema es un río, los residuos que arrastra si son demasiados se concentran en la bahía, dando como resultado en ocasiones alteraciones visibles en nuestra piel, por lo que estas han de tenerse muy en cuenta.

Enfermedades relacionadas con un mal funcionamiento del intestino; flatulencias, males digestivos, diarrea, fatiga, dolor de cabeza, resfriados, artritis, síndrome premenstrual, presión alta, fascitis, obesidad, insomnio, falta de energía, alteraciones en la próstata, estrés, poca memoria, problemas de piel y mal olor. La alteración de la flora intestinal favorece la aparición de gases, hemorroides o carencias nutricionales, dolor de cabeza, cansancio, dolor articular, alergias, … Todo esto es independiente de que comamos bien.

La Terapia; Tras lo explicado es fácil llegar a la conclusión de que mantener el intestino limpio es muy importante para nuestra salud, y para esto es de gran ayuda la hidroterapia de colon, un medio más avanzado de realizar las milenarias lavativas de agua templada, de forma perfeccionada y controlada. Es un proceso indoloro y con resultados inmediatos. Al terminar el paciente siente el cambio. La limpieza de los residuos de nuestro interior, que pueden llevar acumulándose e intoxicándonos mucho tiempo, es recomendable para todos y en algunos casos imperativa.

La hidroterapia de colon es muy efectiva para ayudar a adelgazar, a corregir problemas cutáneos, de hígado, de riñón…

En el cuerpo todo esta relacionado, como en una ciudad, y si el sistema de recogida de basura no funciona, bueno, cualquiera se lo puede imaginar.

PRODUCTO DE CALIDAD

PRODUCTO DE CALIDAD

Laboratorios más reconocidos

SOPORTE PERSONALIZADO

SOPORTE PERSONALIZADO

Consultanos tus dudas

COMPRA SEGURA

COMPRA SEGURA

Pagos seguros 100%

ENVÍO GRATUITO

ENVÍO GRATUITO

En pedidos superiores 70€

Información Contacto

  • info@nuestrasaludnatural.com
  • Tel: 662 499 750

Copyright © 2019 - Nuestra Salud Natural All rights reserved.

CLOSE
X
Add to cart