La limpieza de Hígado de Andreas Moritz

Hay diversas variaciones de limpieza del hígado y de vesícula biliar, dependiendo de que página Web o profesional de la salud hayas encontrado.
La mayoría lo tenemos lleno de sedimentos que atrancan su trabajo, sin saberlo. Echamos la culpa al estómago, intestino etc.…, pero en la raíz de muchas patologías está el silencioso Hígado. Es el gran olvidado de la medicina, el gran desconocido, pues sin manifestarse en los análisis puede estar en insuficiencia, “amargándonos” la vida… En el hígado hay mucha densidad de nervios y muchísimas zonas reflejas, si están bloqueadas pueden derivar en dolores o enfermedades.

El hígado repercute en todo, pues él es el encargado de fabricar tu cuerpo. Se puede decir que tu médico es tu hígado. Tener el hígado atascado con sedimentos equivale a un coche al que nunca le has hecho el mantenimiento del filtro de aceite, aire, etc.… Anda a trompicones y consume mucho. Hasta que se para, porque no puede más. El cuerpo es igual o peor que un vehículo, pues si el filtro está atascado, la circulación sanguínea y linfática se atrancan, se acumulan depósitos por todos lados que no son filtrados produciendo por ejemplo hemorroides por la congestión de sangre procedente de la vena porta, que va hacia el hígado y cuya sangre éste no es capaz de absorber, lo que la hace estancarse en forma de almorranas y acúmulos tóxicos pro todos los órganos y sistemas (fibromialgia…).

Por otra parte, su sobrecarga o congestión derivada del atasco, obliga a realizar un mayor esfuerzo al corazón, pues lo obliga a succionar con más fuerza desde la vena cava procedente del hígado, por causa de estar atrancado.

El hígado se comporta como una esponja, que filtra, recibe y da sangre, pero cuando está muy sucia no drena bien, por lo que la sangre no fluye con facilidad a su través y los cientos de funciones hepáticas se deterioran progresivamente.

El método es muy sencillo y natural, Para la limpieza que nos propone Andreas Moritz deben seguirse las instrucciones paso a paso. El proceso dura 7 días, 6 de preparación y uno de expulsión. El día de la expulsión es recomendable que sea un fin de semana o un día que podamos estar tranquilos en casa y cerca de un WC.

Material necesario:

– Sales de Epson o sulfato de magnesio.
– Medio vaso de aceite de oliva virgen.
– 3/4 de vaso de zumo de pomelo (preferiblemente rosa) o ¾ de vaso de zumo de limón y naranja a partes iguales.
– 6 litros de zumo de manzana, no es requisito indispensable que sea zumo ecológico, aunque sí recomendable.

Paso previo para realizar la limpieza es realizar una limpieza de colon si no vamos muy bien al baño. También es recomendable no ingerir nada frío ni alimentos de origen animal, productos lácteos ni fritos.

Durante los 6 primeros días hay que tomar entre comidas (2 horas después de cada comida), a pequeños sorbos, 1 litro de zumo de manzana, cada día.

El sábado o el día escogido para hacer la limpieza es mejor que no coincida con la luna llena ni los 2 días anteriores o posteriores. Ese día tomaremos el litro de zumo por la mañana, comeremos una comida ligera con arroz por ejemplo y es recomendable acabar de comer antes de las 14:00.

A las 18:00 tomaremos 1 vaso de agua con 1 cucharada sopera de sales de Epson.
A las 20:00 tomaremos el segundo vaso de agua con 1 cucharada sopera de sales de Epson.
Para si todo va bien entre las 21:00 y las 21:45 debemos haber evacuado de nuestro intestino los restos de comida.
A las 22: 00 tomaremos de pie y al lado de la cama ½ de vaso con el aceite de oliva virgen y los ¾ de vaso con el zumo de limón o pomelo y naranja mezclados y bien agitados. Nos acostaremos inmediatamente, es importante relajarse y descansar, no hacer ningún esfuerzo. Entonces hay que tratar de dormir.
A las 6:00 tomaremos el tercer vaso de agua con 1 cucharada sopera de sales de Epson.
Y a las 8:00 tomaremos el cuarto y último vaso de agua con 1 cucharada sopera de sales de Epson.

Es probable que durante esa mañana debamos ir varias veces al baño. Las deposiciones que hagamos llevaran los cálculos de los conductos hepáticos. Si se desea se puede usar un colador de filtro para luego poder comprobar tamaño, color y cantidad de las piedras que se expulsan.

El proceso de limpieza habrá concluido. Pero esto no significa que se hayan expulsado todas las piedras. Puedes tener más. Andreas Moritz recomienda hacer varias limpiezas hasta que ya no salgan más. A razón de una al mes, nunca con más frecuencia. La cantidad de piedras va disminuyendo progresivamente a cada limpieza hasta que finalmente ya no salen más cálculos. El color de los cálculos es muy variado.

Dos horas después podremos ingerir algún zumo o alguna fruta. Más tarde podremos empezar a hacer vida normal, teniendo en cuenta que es como si acabasen de hacernos una operación quirúrgica sin ningún efecto secundario.

Según Moritz con seis u ocho limpiezas es suficiente para restablecer el equilibrio en nuestro hígado, luego se puede hacer una limpieza al año como mantenimiento. La recompensa es impagable, ya que se trata de uno de los más poderosos medios para restablecer nuestra salud y evitar problemas inesperados en el futuro.

IMPORTANCIA DE LA LIMPIEZA DEL COLON

La limpieza del colon asegura que los cálculos arrojados sean eliminados del intestino grueso con facilidad.

Se debe hacer al 2º o 3º día desde la limpieza hepática.
Si hay cálculos en el colon, estos pueden causar irritación, infección, dolores de cabeza y del estómago, problemas en el tiroides, etc. Estas piedras pueden convertirse en una fuente de toxemia en el cuerpo.

Debes de consultar a tu médico antes de comenzar cualquier tipo de limpieza.

Riesgos de la sal de Epsom
La sal Epsom puede llevar a la deshidratación y el desequilibrio electrolítico. Toma mucha agua mientras ingieres sal Epsom. Quizá quieras agregar zumo de naranja como una manera de deshacerte del sabor desagradable. En dosis muy altas puede llevar a una peligrosa intoxicación por magnesio. Los riesgos para un feto son conocidos y las mujeres embarazadas no deberían de ingerir esta sal. Habla con un médico si utilizas cualquier medicamento o producto de hierbas ya que puede causar una interacción peligrosa.

Riesgos del zumo de naranja.
Los mayores riesgos ocurren para individuos que están tomando medicamentos que interactúen con él. De acuerdo a la nutricionista Katherine Zanatsky de la clínica Mayo, puede interferir con las enzimas que rompen ciertos tipos de medicamentos recetados, llevándote a una sobredosis. Como una precaución general, no debes de consumir medicamentos durante la limpieza del hígado. La liberación de bilis del hígado durante la limpieza, puede, potencialmente, llevar a la absorción anormal de los medicamentos también.

Riesgos del aceite de oliva
Hay algunos riesgos por tomar una importante cantidad de aceite de oliva de una sola vez, aparte de la náusea. De acuerdo con la información brindada por el Dr. Juergen Buche en “TheLiverDetoxDiet”, cualquier aumento de colesterol por consumir mucha grasa en un corto periodo de tiempo, caerá inmediatamente una vez que la bilis y otros productos son expulsados del hígado, lo cual puede llevar a una caída a largo plazo en los niveles de colesterol.

Riesgos en general
Una limpieza de hígado es un procedimiento seguro y se han reportado pocas complicaciones más que la diarrea e hinchazón. De acuerdo con el Dr. Peter Moran en “TheTruthAboutGallbladder and Liver ‘Flushes” el mayor peligro de hacer una limpieza de hígado, puede ocurrir para individuos que han pospuesto una cirugía para remover las piedras de la vesícula a favor de la limpieza. Debido al gran tamaño de las piedras, no pueden ser eliminadas a través de una limpieza, pero el procedimiento es poco probable que dañe más la condición. La gente que tiene mala salud no debería de realizarse una limpieza de hígado, y aquellos que están constipados deberían hacer primero una limpieza de colon. Hay un ligero riesgo de pancreatitis, pero de acuerdo con Moran, el riesgo no es más de lo que ocurriría si estuvieras consumiendo comidas ricas en grasa. No hagas esta limpieza cuando te sientas enfermo y consulta con un médico con cualquier pregunta que tengas al respecto.

Cuando he hecho la limpieza, después de beber el zumo y acostarme he sentido pequeños pinchazos puntuales en el hígado. También en algunos momentos en los días posteriores. Sentir un dolor o movimiento en el hígado es una prueba de que se está llevando a cabo actividad en él y que ésta no es otra cosa más que las piedras moviéndose y expulsándose hacia fuera.

PRODUCTO DE CALIDAD

PRODUCTO DE CALIDAD

Laboratorios más reconocidos

SOPORTE PERSONALIZADO

SOPORTE PERSONALIZADO

Consultanos tus dudas

COMPRA SEGURA

COMPRA SEGURA

Pagos seguros 100%

ENVÍO GRATUITO

ENVÍO GRATUITO

En pedidos superiores 70€

Información Contacto

  • info@nuestrasaludnatural.com
  • Tel: 662 499 750

Copyright © 2019 - Nuestra Salud Natural All rights reserved.

CLOSE
X
Add to cart